Noticias / Medio Ambiente
Histórico - Publicada el 10/11/2005

Atrás



LA NUEVA DEPURADORA DE VALDEPEÑAS TENDRÁ UNA CAPACIDAD DIEZ VECES MAYOR A LA ACTUAL
    La nueva estación de depuración de Valdepeñas tendrá capacidad para asumir diariamente una media de 120.000.000 de litros de aguas residuales, diez veces más que la actual. Se asentará sobre unos terrenos de 40.000 metros cuadrados situados a cinco kilómetros del casco urbano, y supondrá la eliminación de la actual EDAR, con lo que desaparecerá el problema de los malos olores. El diseño de la estación, dotada de tecnología de última generación, tiene en cuenta el desarrollo demográfico e industrial futuro de la ciudad. De hecho ha sido concebida para una población de 50.000 habitantes y con capacidad para depurar las aguas de todo el tejido industrial existente y los 2.000.000 de metros cuadrados más de suelo industrial contemplados en el Plan de Ordenación Municipal, a veinte años vista.


.- Plano de la futura Estación de Depuración de Aguas Residuales


El respeto al medio ambiente y a la normativa europea sobre la materia es otro de los aspectos más destacados. La nueva depuradora contará con dos colectores que diferenciará entre aguas provenientes de actividades industriales y aguas residuales urbanas. Gracias a esta diferenciación se podrá evaluar el grado de contaminación de nuestras industrias y aplicar consecuentemente criterios de cargas impositivas según los casos. Además contará con un colector de retorno que aprovechará hasta el 60% de las aguas depuradas para el abastecimiento de los sistemas de riego del futuro Campo de Golf y complejo de ocio que se construirá a escasos metros del Parque Empresarial “Entrecaminos” y una balsa de contención para aguas pluviales que será de gran utilidad en épocas de lluvias abundantes.

La nueva depuradora de Valdepeñas tendrá un coste de 13.500.000,00 euros que será asumido íntegramente por la empresa pública “Aguas de Castilla-La Mancha” y su plazo de ejecución es de dos años. El proyecto ha sido incluido en los presupuestos municipales 2006, que serán elevados a pleno en el mes de noviembre, con lo que se espera que, a mediados del próximo año haya pasado todos los trámites administrativos pertinentes y puedan comenzar las obras de construcción.

Año y medio de trabajo

El Alcalde de Valdepeñas se mostró “muy satisfecho con la materialización de un proyecto de vital importancia para la ciudad” y que ha supuesto año y medio de trabajo con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que ya mostró su compromiso con el Consistorio a través de la visita girada por la Consejera de Obras Públicas, María Encina Álvarez, el 27 de octubre de 2004.


.- La nueva EDAR estará situada a 5 kilómetros del casco urbano

    Jesús Martín recordó que la actual depuradora, además de crear graves problemas de malos olores a la población debido a su cercanía con el centro urbano, tiene grandes deficiencias que le impiden cumplir con la normativa europea y que ha conllevado sanciones al municipio por valor de doce millones de pesetas anuales de media. La EDAR de Valdepeñas carece asimismo de balsa de contención de aguas pluviales con lo que, en épocas de gran pluviosidad, la depuradora se ha visto desbordada y se han producido vertidos contaminantes. Según el primer edil, no haber evaluado “el crecimiento industrial y demográfico de Valdepeñas” cuando se edificó la actual depuradora ha provocado que “ahora no pueda absorber todos los vertidos que se producen”, tanto industriales como residuales urbanos. Con la construcción de la nueva depuradora se pasará de los seis millones de litros que puede asumir la actual, a los ciento veinte mil diarios. Además tendrá una duración de veinte años, vida máxima de este tipo de infraestructuras.